UpDate!

13.07.2018
La Felicidad by Arnau Gracia

La felicidad, seguramente uno de los estados de animo que todos queremos y buscamos. Pero realmente, ¿que hay detrás de ella?, ¿que nos produce felicidad? Según el Dr. Martin Seligman (Psicólogo, Universidad de Princeton) la felicidad se basa en un 60% en genética y un 40% en hábitos. Unos hábitos de nuestro día a día, que pueden generar esa felicidad que tanto buscamos. El Dr. Seligman nombra varios de ellos pero destaca uno, escuchar música. Como hace referencia el Dr. Stefan Koelsch (Psicólogo y músico) “Nada influye tanto y tiene un impacto tan trascendental sobre el cerebro como la música.”

Con este punto de partida, Sónar el festival de música, creatividad y tecnología de Barcelona, capta la influencia y el poder de la música sobre los sentimentos para que la nueva edición de Sónar sea el festival más feliz del planeta. Con una nueva campaña que mantiene la dualidad entre la realidad y ficción, que Sónar ofrece en cada una de sus ediciones. Así, nace el proyecto “The Sónar Happy Lab” que consiste en un equipo de seis neurólogos especializados en la exploración musical y sensorial, que serán reunidos durante unos meses, con el objetivo de encontrar la formula para medir la felicidad en la música. Una formula, que nos sirve para seleccionaran a los artistas encargados de modificar los sentimientos durante el festival. Unos artistas que se reunirán con el equipo de The Sónar Happy Lab para escoger e incluso componer cada uno de los temas, asegurando así que la nueva edición de Sónar será la más feliz del mundo entero. 

Personalmente al ver el brifing del proyecto, encontré que teníamos como objetivo principal que una marca, en este caso Sónar, a través de generar una acción de comunicación marcada por la dirección de arte y el diseño; destaque su parte más estética y visual, para ser relacionada directamente con la felicidad. Pero al iniciar su desarrollo me voy dando cuenta que hay algo más, de como el proyecto nos enseña que la dirección de arte y el diseño no se basa solamente en la apariencia y lo visual, sino en un proceso meditado. Una herramienta para mejorar y resolver problemas creando nuevas experiencias, empatizando con la marca y el usuario final. Otorgando así, valor a la reflexión estratégica, al análisis y a la idea.

Reflexiones de Arnau Gracia Garcia, alumno del Máster en Dirección de Arte y Gestión de Proyectos Gráficos después de presentar su proyecto final